Los dispositivos inteligentes están afectando el buen dormir de los chilenos

El uso de celulares, tabletas y otros equipos inteligentes después de acostarse están quitándonos horas de sueño y descanso. Un fenómeno que se repite en Chile y en otros países y que preocupa a los especialistas, que ven cómo la cama se ha convertido en un sitio más para seguir conectado a internet, revisar correos, chatear o jugar en línea. Con todas las consecuencias que ello implica.

13032013_31ng9oqrd8xj_thumb“Al postergarse la hora de inicio de dormir, se va acumulando una deuda de sueño que se refleja en cansancio, irritabilidad, mal ánimo y menor rendimiento y concentración, además de aumentar el riesgo de problemas de salud, como hipertensión, diabetes y enfermedad cardiovascular”, explica el doctor Leonardo Serra, del Centro de Trastornos del Sueño de la Clínica Alemana.

La falta de sueño no sólo afecta las habilidades cognitivas al día siguiente; una nueva investigación confirma que favorece el aumento de peso.

En un estudio divulgado ayer por la Academia de Ciencias de Estados Unidos (PNAS, sus siglas en inglés), los investigadores muestran que el hecho de permanecer despierto mucho más tiempo requiere mayor energía y conduce a comer más para obtenerla.

 

“Cuando uno no duerme lo suficiente tiende a comer más de lo necesario para compensar”, explica Kenneth Wright, de la U. de Colorado y autor del estudio.

 

Tal como sucedió con la irrupción del televisor en el dormitorio -luego con los computadores y, con anterioridad, con la luz eléctrica-, las pantallas de los teléfonos inteligentes y tabletas aportan cierto grado de luminosidad que resulta nefasto, pues bloquea la secreción de melatonina, la hormona que favorece e induce el sueño.

Además, “al mantenerse conectado revisando internet, correos del trabajo o interactuando con conocidos, son varios los mecanismos que interfieren con el sueño, ya sea retrasando su inicio o fragmentándolo”, precisa la doctora Julia Santin, neuróloga del Centro Médico del Sueño de la Red Salud UC.

Los especialistas reconocen que en las consultas por problemas para conciliar o mantener el sueño es cada vez más frecuente encontrarse con que la persona sigue sujeta a su teléfono cuando ya está en la cama.

Las cifras lo confirman: el 60% de las personas tienen problemas para dormir debido al uso de aparatos electrónicos en el dormitorio, según una encuesta de 2011 de la Fundación Nacional del Sueño de EE.UU.

En Inglaterra, un informe entregado esta semana revela que la venta de productos farmacológicos y herbarios para dormir ha crecido en 20%, y que el problema se explica en parte por el uso de los celulares en el dormitorio.

“El mayor problema está entre los adolescentes y los universitarios, que son grupos que están más conectados con la tecnología y que por una tendencia natural suelen dormirse más tarde”, advierte el doctor Serra.

Desconectarse es la solución al problema, además de mantener una buena higiene del sueño, como agrega la doctora Santin. Es decir, apagar todos los dispositivos que puedan interferir con el buen dormir, no dormir siesta, evitar demasiada luminosidad en el dormitorio, el ejercicio intenso o comidas abundantes en las horas previas a irse a la cama.

 

http://www.mer.cl/Pages/SearchResults.aspx?ST=LOS%20DISPOSITIVOS%20INTELIGENTES&SF=&SD=11-02-2013&ED=13-03-2013&NewsID=119624&IsExternalSite=False

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s