Las amenazas informáticas para los teléfonos inteligentes se multiplicarán en 2013

Aplicaciones riesgosas que roban dinero e información:

 

“Malware” es una palabra que oiremos cada vez más seguido. Se trata de un tipo de software malicioso que comúnmente infecta a los PC, pero ahora también a teléfonos inteligentes. Y en 2013 ese escenario será cada vez más frecuente.

16122012_Vida_Ciencia_y_Tecnologia@1_G8I240AEB.1+20594732_thumbChile cuenta con más de 22 millones de celulares, según la Subtel. Número no menor si consideramos que la población chilena supera los 16 millones de personas.

Así, un malware tiene un mercado bien nutrido para atacar sin ser detectado por los usuarios de un teléfono móvil, que bajan aplicaciones inseguras a destajo. Sólo en Chile, este tipo de amenazas móviles se multiplicaron por diez durante este año y se espera que esa cifra siga creciendo el próximo. El objetivo principal son los celulares con Android, porque es una plataforma más abierta que cualquier otro sistema.

Las tendencias de 2012 estuvieron marcadas por un troyano SMS llamado Boxer. Este fue el primer código malicioso o malware en afectar específicamente a usuarios latinoamericanos. “Boxer toma los códigos de cada país y determina a cuál de estos pertenece el celular y de qué compañía es para suscribir al dueño del teléfono a servicios de mensajería de texto ‘premium’, que tienen un costo asociado que ni siquiera es capaz de ser detectado por el usuario”, dice Raphael Labaca, coordinador de Awareness & Research de ESET Latinoamérica.

De hecho, el 40% del malware para smartphones persigue este tipo de daño, siendo el principal motivo de los ataques. Luego, lo siguen la toma de control de dispositivos para robar información y hacer estafas a través de phishing .

Los ciberdelincuentes se aprovechan de personas que no manejan mucho conocimiento sobre cómo proteger sus celulares. “Uno de los mitos más frecuentes es que mi smartphone no necesita protección de un antivirus”, explica Alfonso Kejaya, investigador de amenazas móviles de McAfee. Además de eso, agrega, el 83% de los usuarios no lee ni presta atención a los “permisos” que solicitan las aplicaciones para ser descargadas.

Las consecuencias no son menores. La gente extraña que maneja estas apps puede encender de manera remota la cámara del teléfono; monitorear, modificar y cortar las llamadas; grabar imágenes de pantalla cuando se ingresa información personal y capturar conversaciones de chats incluso cuando las ventanas están cerradas.

Todo gracias a que, además de descargar una app, existe un elemento llamado “driving download” que toma control del celular y que en 2013 seguirá multiplicándose.

“Falta una campaña comunicacional más potente para concientizar el tema. El nivel de cultura informática que tienen los dueños de teléfonos es muy pobre”, opina Kejaya.

Un reciente estudio de Georgia Tech, un instituto tecnológico de los EE.UU., descubrió que los navegadores para celulares son mucho más inseguros que uno de un computador. La investigación consigna que hasta los expertos de seguridad cibernética son incapaces de detectar cuando sus navegadores de teléfonos inteligentes han entrado en sitios web potencialmente peligrosos.

Pese a que los móviles incorporan una serie de herramientas de seguridad y criptografía para navegar de forma segura, el usuario no tiene cómo saber rápidamente si el sitio es legítimo o no gracias a que el 90% de los navegadores de celulares no incorpora un indicador gráfico, como un ícono de un candado, que demuestre que el sitio web que está viendo es realmente el sitio que desea visitar. Este candado sí aparece en los navegadores de escritorio y en Safari, el navegador móvil para iPhones.

“Si hay una sospecha de alguna página web, lo mejor es salir de la versión móvil e ir a la versión de internet normal. Algunos sitios dan esa opción”, aconseja Labaca.

Georgia Tech advierte que los usuarios de celulares tienen tres veces más riesgo de sufrir un ataque de phishing que alguien que hace transacciones importantes en un computador. Pese a eso, se siguen sumando quienes consultan su banco o hacen transferencias por su teléfono.

 

http://www.mer.cl/Pages/SearchResults.aspx?ST=las%20amenazas%20inform%E1ticas&SF=&SD=17-11-2012&ED=17-12-2012&NewsID=99592&IsExternalSite=False

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s