Telefónica apela a la millonaria multa que aplicó Gendarmería

Con la presentación de un “recurso de reposición y jerárquico” ante el ministro de Justicia, Teodoro Ribera, la empresa Telefónica Empresas Chile S.A. intenta anular la millonaria multa, por la vía del cobro de la boleta de garantía, que le aplicó Gendarmería por las fallas detectadas en los inhibidores de celulares instalados en tres cárceles de Santiago.

La sanción económica, notificada el 3 de noviembre pasado, es de UF 51.297,06, equivalente a $1.167 millones al valor de la unidad de fomento de ese día, aproximadamente.

En septiembre pasado, la institución decidió el cese del contrato de arrendamiento de los equipos a la compañía, que el año pasado se había adjudicado la instalación de este sistema en las cárceles Colina I, Colina II y la ex Penitenciaría, cuya inversión estimada para los cinco próximos años era de unos $5 mil millones.

Los argumentos de Gendarmería fueron las constantes fallas del sistema, cuyas exigencias estaban establecidas en las bases de la licitación. Por ejemplo, en algunos sectores de las tres cárceles se podían efectuar llamados telefónicos cuando el sistema de inhibición estaba en operaciones.

O en algunos recintos, como en la cárcel de Colina II, el bloqueo afectaba la comunicación radial de los gendarmes y de los teléfonos móviles de los vecinos que residen en las poblaciones cercanas a los penales. Los problemas que afectaron a los particulares fueron confirmados por la Subsecretaría de Telecomunicaciones.

De acuerdo a lo informado en el Ministerio de Justicia, la multa aplicada a la compañía por el director del servicio, Luis Masferrer, corresponde a 58 días de retraso en el cumplimiento de sus obligaciones, las que estaban claramente establecidas en las bases.

“El 7 de noviembre pasado el ministro pidió informe a Gendarmería para mejor resolver y ese plazo se vence hoy”, explicó una fuente ministerial.

La empresa Telefónica fue una de las 26 compañías que se presentó al llamado a licitación que hizo Gendarmería y que se adjudicó a mediados del año pasado. Anteriores intentos, como el realizado en 2009 en la ex Penitenciaría, fracasó porque bloqueaba también los teléfonos celulares del Centro de Justicia.

El objetivo de impedir el uso de estos aparatos es terminar con la acción delictual de los internos, quienes dirigen sus organizaciones criminales desde las cárceles o perpetran diferentes delitos, como las denominadas “estafas telefónicas”.

DELITOS

Estafas, fraudes e instrucciones para envíos de drogas son algunos delitos que se cometen desde las cárceles.

 

http://www.mer.cl/Pages/SearchResults.aspx?ST=telefonica%20apela&SF=&SD=22-10-2012&ED=21-11-2012&NewsID=93070&IsExternalSite=False

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s