El acoso laboral ahora utiliza las redes sociales para hostigar

“Network mobbing”:

El ciberbullying no es sólo un problema de niños, ahora también llega a la oficina. Se trata del bautizado network mobbing , un tipo de acoso laboral donde se humilla, ignora y se echan a correr chismes entre colegas de trabajo a través del e-mail y las redes sociales como Facebook, Twitter o YouTube. Lo complejo es que podría ser más dañino que el acoso convencional.

Recién a mediados de 2012, y después de casi 10 años, el acoso laboral pudo ser tipificado y sancionado por la ley chilena. Ahí se define como una agresión u hostigamiento a través de cualquier medio, que puede ser ejercida por el jefe contra sus subordinados o entre compañeros, menoscabando, maltratando o humillando.

En el Reino Unido, ocho de cada diez trabajadores sufrieron acoso cibernético en los últimos seis meses, según una investigación de la Universidad de Nottingham, la que especifica que se trata de un fenómeno relativamente nuevo.

El estudio tambien determinó que entre el 14% y el 20% de las personas había experimentado episodios de network mobbing por lo menos una vez a la semana. Además, para quienes presencian este tipo de abuso no es tan impactante como el que se hace cara a cara.

Más dañino

Se ha probado que los niños y adolescentes que se ven afectados por ciberbullying presentan mayor estrés, a diferencia del acoso convencional. Y en el caso de los adultos no sería diferente.

“Causa un estrés difícil de manejar, lo que perjudica realizar bien el trabajo porque baja el compromiso con la tarea y la motivación”, dice Raúl Carvajal, psicólogo de la Clínica Santa María.

Según los especialistas, la respuesta emocional de las víctimas puede incluir ansiedad, miedo, pesadillas, desconfianza, cambios en la alimentación y dificultades para dormir. Mismas consecuencias que sufren los jóvenes agredidos a través de internet.

Y en la era de la conexión permanente, el abuso no termina con la jornada laboral.

“La persona que lo sufre no puede refugiarse en un ambiente de confianza porque, gracias a la interacción con su celular, el menoscabo es invasivo durante las 24 horas, lo que lo convierte en algo más amenazante y peligroso”, dice León Ortiz, psicólogo de la Universidad Andrés Bello.

Para evitar un episodio de network mobbing , sugiere Carvajal, el trabajador debe delimitar los espacios, dejando fuera del mundo laboral las relaciones personales. Por ejemplo, el correo personal deberá seguir siendo personal. “En la medida en que yo marco un límite, le dejo menos espacio al otro para que ejerza este tipo de actos”, opina.

A su vez, no se debe dejar de lado la camaradería y el compañerismo en la oficina, privilegiando los lazos cara a cara.

Otro factor que facilita el acoso, según el psicólogo clínico, es pasar largos periodos frente a la pantalla del PC, navegando por Facebook o Twitter, porque hay una mayor tendencia a exponerse más de lo debido.

Sin embargo, el anonimato en las redes sociales permite que ciertas personas puedan acosar impunemente y eso hace más difícil el enfrentamiento con el hostigador.

Para Ortiz, la situación es preocupante: “Si las compañías no actúan a tiempo, previniendo con medidas que impulsen la colaboración del grupo laboral, este fenómeno será más común en la cultura de los trabajadores chilenos”.

http://www.mer.cl/Pages/SearchResults.aspx?ST=FACEBOOK&SF=&SD=15-10-2012&ED=14-11-2012&NewsID=91262&IsExternalSite=False

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s