Un algoritmo permite rastrear origen de cualquier información en la red

Descubrir en qué pueblo africano se originó una epidemia letal, saber quién es el líder de una red criminal o simplemente determinar quién echó a correr un desagradable rumor en Facebook, ahora es posible gracias a la habilidad matemática del portugués Petro Pinto.

El joven investigador de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL de Suiza) desarrolló un algoritmo que puede determinar el origen de una información dentro de una red. Su investigación fue publicada en la revista Physical Review Letters ( http://prl.aps.org ).

“Con nuestro método, podemos encontrar la fuente de todo tipo de cosas que circulan en una red con sólo ‘escuchar’ a un número limitado de sus miembros”, señaló Pinto.

Esto abre nuevas perspectivas, por ejemplo, en investigaciones judiciales donde se debe determinar quién es el gran proveedor tras una red de microtráfico o simplemente para saber dónde se originaron informaciones calumniosas en internet.

Pinto ejemplificó con Facebook cómo funciona su algoritmo. “Supongamos que te encuentras con un rumor sobre ti que se ha propagado y que le ha llegado a 500 personas, entre ellos tus amigos y amigos de tus amigos, entonces ¿cómo encontrar a la persona que inició el rumor?”, dice. Según el investigador, al mirar el mensaje de 15 a 20 amigos y considerando el factor temporal, se puede seguir el camino inverso de esa información y encontrar el origen.

Usando dicho método en las redes informáticas se podría llegar al origen del molesto spam, incluso a determinar quién fue el primero que diseminó un peligroso virus.

Usos en salud

Con la ayuda del profesor Andrea Rinaldo, del Laboratorio de Ecohidrología del EPFL, lograron determinar la fuente primaria de contagio de una epidemia de cólera en Sudáfrica. “Modelando las redes acuíferas, los ríos y las redes de transporte humano, fuimos capaces de hallar el lugar donde se produjo la primera infección, monitoreando sólo una pequeña fracción de los pueblos afectados”.

Pinto también recreó las conversaciones telefónicas y los mensajes que se suponen ocurrieron durante el ataque terrorista del “9/11”, usando para ello noticias de los medios. “Nuestro sistema llegó a tres potenciales sospechosos de articular la red terrorista, uno de los cuales era el cerebro de los ataques, de acuerdo a las investigaciones oficiales”.

Si bien en los dos ejemplos anteriores, el algoritmo se usó “a posteriori”, según Pinto también podría ser empleado en forma preventiva, por ejemplo para detener un brote epidemiológico antes de que se salga de control. Basta con monitorear ciertos puntos en algunas villas.

El algoritmo también podría ser usado en la publicidad, determinando, por ejemplo, qué sitio o blog tiene más alcance y popularidad entre los lectores.

http://www.mer.cl/Pages/SearchResults.aspx?ST=SPAM&SF=&SD=02-09-2012&ED=02-10-2012&NewsID=80604&IsExternalSite=False

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s