Problemas en inhibidores de celulares interrumpen bloqueo en tres cárceles

Sistema sufrió inconvenientes en la ex Penitenciaría y los penales de Colina I y II:

Los equipos de inhibición de señales de teléfonos celulares son, según el plan Gendarmería, la forma más eficaz para evitar que los reclusos continúen con sus delitos desde el interior de las cárceles. Por esto es que el servicio penitenciario licitó la instalación de estos aparatos en tres penales de Santiago: la ex Penitenciaría y Colina I y II.

El sistema, que acabaría con la planificación de envíos narcos, robos y estafas desde las celdas, supuestamente debía estar en operaciones a mediados de año. Pero, en el último trimestre, su puesta en marcha sufrió retrasos por problemas en la calibración de los dispositivos y, hace una semana, dejó de operar en los tres penales capitalinos, de acuerdo con lo expresado ayer por fuentes de Gendarmería.

El principal obstáculo en la implementación del proyecto sería que la empresa telefónica que se adjudicó la licitación no habría prestado eficientemente el servicio demandado por el mando penitenciario. Ocurre que los técnicos de la compañía no habrían logrado establecer en simultáneo un perímetro libre y otro de bloqueo para las señales de los celulares.

Según señalaron gendarmes que participaron en las pruebas, cuando el sistema inhibidor era activado para solamente anular las señales, éste habría operado casi sin inconvenientes.

El asunto se complejizaba -afirmaron las fuentes- en el instante que se pretendía crear una zona independiente para el funcionamiento de los celulares de los gendarmes.

Entonces, el bloqueo habría interferido en los alrededores de los penales. En el caso de la ex Penitenciaría, el aislamiento de las señales habría llegado hasta el Parque O’Higgins, mientras que en las cárceles Colina I y II habría afectado a poblaciones aledañas.

Otra de las complicaciones que habría presentado fue que el sistema de inhibición no habría podido suprimir las señales de dos compañías telefónicas.

En Gendarmería complica la interrupción del proyecto por la gran cantidad de chips y tarjetas de celulares que mantienen los internos en sus habitáculos, con los cuales prolongan sus ilícitos pese a estar tras las rejas.

A mediados de año, el sistema de inhibición de señales que ahora estaría en apuros detectó unos 31 mil chips de celulares en los tres establecimientos en que había sido emplazado. En la ex Penitenciaría se detectaron más de 19 mil tarjetas SIM activas y en los recintos penales de Colina otras 13 mil. En estos penales se estableció que un solo teléfono usó 50 plásticos.

Este sistema de aislamiento es híbrido, puesto que combina la acción de antenas BTS y equipos inhibidores y se basa en la teoría de que el celular siempre busca la señal más potente para iniciar la comunicación.

Reunión en Justicia

Ayer, el ministro de Justicia, Teodoro Ribera, se reunió en su oficina con el director nacional de Gendarmería, Luis Masferrer, para conversar sobre el tema. Altas fuentes reconocieron los problemas en los aparatos.

Se señaló que Masferrer fue instruido para exigir que se cumplan las exigencias técnicas fijadas en la licitación, aunque hasta ahora no se ha logrado la total ejecución de las bases.

Por su parte, se agregó que se fiscalizan constantemente las pruebas de los equipos. “Ya se les aplicó una multa. Si no cumplen, haremos cumplir la ley”, se dijo.

En tanto, la Subsecretaría de Telecomunicaciones entregaría hoy a Gendarmería un informe con los resultados de las pruebas efectuadas a los inhibidores.

85 millones de pesos cobraría mensualmente la empresa telefónica por el arriendo y uso de los equipos en los penales de Santiago. Hasta ahora, Gendarmería no habría cancelado dinero alguno por el servicio.

Hoy la Subsecretaría de Telecomunicaciones entregaría el informe del que dependerá la aprobación o rechazo del servicio que ofrece la empresa que se adjudicó la licitación.

31 mil chips de celulares detectó el sistema de inhibición -que actualmente dejó de operar- a mediados de año, cuando se efectuaba la calibración del equipo.

19.422 celulares decomisó Gendarmería el año pasado en los penales del país.

http://www.mer.cl/Pages/SearchResults.aspx?ST=problemas%20en%20inhibidores&SF=&SD=08-08-2012&ED=07-09-2012&NewsID=74654&IsExternalSite=False

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s