Hacia dónde va el vasto mundo de las aplicaciones móviles

A principios de mayo, el juego Angry Birds Space de Rovio alcanzó las 35 millones de descargas. Hasta ahora, Instagram ya ha sido instalado en 50 millones de smartphones . En la App Store de iPhone hay 650 mil aplicaciones, mientras que Google Play, de Android, registra 450 mil.

A todas luces, la industria de las aplicaciones móviles para celulares y tabletas se está transformando en un verdadero ecosistema que no deja de sorprender.

Los números dan cuenta de un fenómeno donde la clave es que el usuario esté en el centro de los cambios.

“Las aplicaciones deben entregarle valor al usuario y generar contenido de calidad con un diseño atractivo”, opina Werner Creixell, profesor que lidera un grupo de estudiantes desarrolladores de estos programas, de la carrera de Ingeniería Civil Telemática de la Universidad Técnica Federico Santa María.

Concuerda Cristián Labarca, director de proyectos de Bowl Comunicación Digital. “Las aplicaciones comenzarán a funcionar en segundo plano, adecuándose al entorno y comportamiento de una persona para entregarle contenido personalizado”, explica.

Superar problemas

Según Bob Tedeschi, columnista de The New York Times, apenas un 20% de las aplicaciones que podemos encontrar en los centros de descargas valen la pena.

El resto son inútiles y llenan con “basura techie ” los dispositivos móviles. Eso, sin contar los programas gratuitos que están invadidos por publicidad molesta y son potencialmente inseguros, que en el futuro deberían desaparecer.

Para Creixell, la estrategia correcta pasa por emular casos de éxito como el de Instagram. “Una propuesta sencilla que capture miles de usuarios debería ser el primer paso antes de obtener ganancias en este mundo. Luego de ese proceso, recién es conveniente rentabilizar esa cantidad de personas”, opina.

“Enfocarse en mejorar la calidad y actualizar el contenido constantemente es lo primero. Luego, si una publicidad es bien utilizada dentro de una aplicación sin costo, será una alternativa válida si la aplicación vale la pena”, dice Labarca. Él está tras “Descorchados”, una guía móvil sobre vinos que está entre las más descargadas de App Store y que es gratis, porque ha sabido resolver bien el tema del avisaje.

Buena experiencia

Para no perderse en este ecosistema de aplicaciones y distinguir los programas inservibles de los útiles, lo primero es no bajarlas desde sitios de internet no oficiales. La recomendación es hacerlo siempre en centros de descargas conocidos, como App Store o Google Play. Así, ya hay una garantía de que el software móvil cumple con cierto estándar de calidad y seguridad.

Luego, es importante darse el tiempo para leer las evaluaciones que otros usuarios han hecho del programa. Ahí se encuentran referencias y opiniones útiles acerca de lo que se está a punto de descargar. Finalmente, no está de más verificar para qué edad está destinada la aplicación.

http://www.mer.cl/Pages/SearchResults.aspx?ST=seguridad&SF=&SD=31-05-2012&ED=30-06-2012&NewsID=57831&IsExternalSite=False

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s